• 21 NOV 15
    • 0
    ¡Por fín fuí a ver la película de Inside Out (Del Revés)!

    ¡Por fín fuí a ver la película de Inside Out (Del Revés)!

    Llevaba tiempo queriendo ir a verla porque suponía que sería una buena película adaptada a los niños que puede ayudar tanto a niños, adultos, padres, y profesionales a entender cómo funciona nuestra mente en relación a las vivencias, emociones, recuerdos y a comprender cómo se va generando algunos rasgos de personalidad.descarga

    Como bien refleja la película nacemos con emociones innatas, (se habla de entre 6 y 8 emociones innatas dependiendo del autor), en la película han elegido entrarse en 5; Alegría, Miedo, Tristeza, Enfado y Asco. Estas emociones son innatas porque TODAS ellas son necesarias no solo para para la supervivencia, si no que son imprescindibles para el bienestar del ser humano.

    Aunque el procesamiento cerebral es más complejo de lo que sucede en la película, como no podía ser de otra manera, esta hace un buen símil de lo que está pasando ahí dentro.

    Tiene sentido pensar que nada más nacer, (incluso antes, cuando estamos en el vientre materno) que estamos experimentando sensaciones y emociones que generan estimulación neuronal y por tanto recuerdos.

    Estos recuerdos pueden ser explícitos o implícitos, y están ligados a sensaciones y emociones, a las cuales el cerebro le da un significado dependiendo de la activación que estas produzcan.Islas de personalidad

    En función de estos significados se constituyen patrones, y su repetición va generando los conocidos rasgos de personalidad, que tan visualmente se presentan en la película como “La isla de la amistad”, “de la familia”, “del hockey”, “de las tonterías”…

    Además, estos rasgos aparecen en mayor o en menor medida según los estímulos que los elicitan en el ambiente tanto de manera inconsciente como consciente. Por ejemplo como cuando en la película el padre “hace el mono” para despedirse de su hija, en este momento está estimulando las neuronas conectadas a esos momentos en los que hicieron tonterías, abogando a “la isla de las tonterías”. Diferentes personalidades inside out

    Estas son vías de acceso rápido a las diferentes “islas de personalidad”, que nos ayudan a irnos conociendo a nosotros mismos y a que los demás nos vayan conociendo.

    Sin embargo, hay algo que a muchos de nosotros no nos gusta experimentar ni ver que un ser querido está experimentando, estas son las emociones desagradables, (angustia, ansiedad, estrés, enfado, tristeza) cuando estas aparecen enseguida queremos deshacernos de ellas, y a veces incluso llegamos a suprimir estas sensaciones desagradables con medicación, lo que en la película sale reflejado como “el circulo de la tristeza”. Pero al hacer esto lo que muchas veces estamos haciendo es enterrar estas emociones que cuando salgan de ese circulo van colapsar el mecanismo emocional/cerebral que regula nuestro día a día, nuestras relaciones, nuestras vivencias, llegando a un estado de no sentir, que es el momento más temido en toda la película, llegar a un estado en el que no sentir es como morir.

    Por eso, cuando se consigue expresar esas emociones desagradables, de tristeza, soledad, angustia, desesperanza, dolor… estamos procesando lo que sentimos, estamos dando la oportunidad al cerebro de conectar todas las vivencias y darles un sentido, a veces pasar por una crisis emocional ayuda a la integración emocional, y por tanto a la integración de la personalidad.Inside_out_epilogue_headquarters

    Todas las emociones son necesarias, y aunque a veces sean confusas y mixtas, aceptarlas y valorarlas posibilitan el trabajo en equipo para llegar a la integración emocional.

    Si te ha gustado... comparteShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
    Leave a reply →

Leave a reply

Cancel reply
Si te ha gustado... comparteShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn