habilidades parentales

La familia es uno de los entornos de socialización y aprendizaje más importantes en el que un individuo se desarrolla. Por eso formar parte de una familia estable y segura es crucial para el buen desarrollo de los miembros que forman parte de ese núcleo familiar.
Por tanto, para llegar a conseguir este objetivo se requiere esfuerzo y constancia por parte de cada miembro que la compone, y esto no siempre es fácil.

Por lo general las dinámicas familiares son complicadas, choque de personalidades y caracteres que aún siendo muy similares no llegan a entenderse. Nos encontramos en necesidades y deseos diferentes lo que puede desembocar en conflictos.

A veces estos choques generan discusiones y malentendidos. Estas situaciones pueden llegar a enquistarse y tornar pequeños problemas cotidianos en auténticas guerras.

Si siente que su familia está metida en un ciclo de no entendimiento entre los unos y los otros, con discusiones frecuentes y/o con ausencia de comunicación. Si parece que ya no conocen como creían a sus hijos/as, y no saben en qué momento ha sucedido eso, o creen que ya no pueden pasar un rato agradable en familia, y no saben qué más hacer, la terapia familiar podría ayudar a cambiar estas dinámicas negativas.

Ser padres es uno de los trabajos más complicados, y duraderos de todos. Los retos de la parentalidad ponen a prueba a cualquier padre, y a veces  es necesario desarrollar habilidades específicas para poder afrontarlos.

El asesoramiento en habilidades parentales les puede ayudar a encontrar las herramientas necesarias para poder disfrutar de la relación con sus hijos/as y sentirse como unos padres fuertes y seguros.

terapia de familia

-20% en primera consulta