¿Qué se hace en una terapia de pareja?

Muchas personas se preguntan ¿qué se hace en una terapia de pareja? ¿realmente funciona? Son muy buenas preguntas, pues no es nada fácil acudir a una tercera persona para pedir ayuda sobre problemas tan personales como los de la pareja.

Los terapeutas de pareja solemos ser bastantes conservadores, y procuramos hacer todo lo posible para rescatar y reavivar la relación de pareja. Para ello necesitamos que los dos miembros de la pareja se comprometan a luchar por la relación, haciendo esfuerzos conjuntos para ir poniendo en marcha los pequeños cambios que se van acordando y trabajando durante las sesiones.

Normalmente las terapias de pareja duran aproximadamente una hora y media. Durante este tiempo se suele trabajar en conjunto, pero muchas veces se necesita tiempo a solas con cada uno, para ello o bien se acuerda una sesión a parte, o bien durante el mismo tiempo de la sesión se divide equitativamente.

Durante las sesiones se establecen tiempos equitativos para cada uno para facilitar la libre expresión de pensamientos, emociones, necesidades y deseos de cada uno, ayudando a su vez a que la otra persona escuche y entienda a su pareja, y esta se pueda sentir entendida. Durante este proceso los terapeutas actuamos como mediadores y traductores para que ambos miembros de la pareja se sientan entendidos y validados.

Respecto al numero de sesiones que son necesarias para resolver los problemas de pareja, debo decir que estos varían en función de la pareja, del tipo de problemas, y el tiempo que con el que se ha estado conviviendo con esos problemas. Por lo cual, debo decir que cuanto antes se acuda a terapia de pareja más breve y eficaz es esta, y cuanto más tarde se decida acudir más largo y duro será el proceso.

Os dejo un breve vídeo de la película Sr y Sra Smiht, que muestra, a mi forma de ver, esa parte de incomodidad y nerviosismo de la primera sesión, y cómo tras las diferentes sesiones la pareja puede volver a reavivar la conexión y la pasión que una vez descubrieron tener en común.

Leave a reply